Sample Sidebar Module

This is a sample module published to the sidebar_top position, using the -sidebar module class suffix. There is also a sidebar_bottom position below the menu.

Sample Sidebar Module

This is a sample module published to the sidebar_bottom position, using the -sidebar module class suffix. There is also a sidebar_top position below the search.
Llamanos

La función del duelo es sanar la herida, de no hacerlo se corre el riesgo de elaborar duelos disfuncionales o patológicos. Cuando conocemos a profundidad nuestro propio proceso y lo asumimos como un proceso natural que debemos hacer para estar mejor, nuestra adaptación será más llevadera y la experiencia más consciente y llena de aprendizaje. 

Los duelos pueden ser:

  • Anticipados, se elaboran antes de que ocurra la pérdida, por ejemplo, una muerte anunciada, la perdida de una casa, o de algunos casos de jubilación, nido vacío. Este tipo de pérdida no determina que no se va a experimentar dolor y sufrimiento en el momento en que suceda, pero ayuda a que el proceso de cicatrización sea más soportable.

  • Retardados, se presentan cuando la persona mantiene el control de los sucesos sin dar muestras aparentes de dolor y sufrimiento, generalmente este tipo de duelo se presenta en la etapas iniciales del proceso. El activismo caracteriza este tipo de duelo, donde las personas realizan actividades frenéticamente para no contactar con lo ocurrido. Después de meses o años de la perdida, puede ser que ante una imagen o recuerdo, manifiesten llanto descontrolado por el duelo no resuelto.

  • Crónico: Dura años. La persona se siente incapacitada para integrarse a la sociedad. Trata de mantener las cosas como antes de ocurrida la perdida. La frustración y tristeza caracterizan a las personas que se encuentran en este proceso.

  • Congelado: Se presenta generalmente cuando no se tiene evidencia de la pérdida, es decir, que ante la muerte no aparezca el cuerpo. Esto dificulta la elaboración del proceso dado que se mantiene la esperanza de que la persona esté con vida.

  • Exagerado: Surge cuando la persona presenta una actitud desadaptativa, manifestándolo a través de la exageración del dolor y sufrimiento. Este tipo de duelo generalmente se manifiesta cuando quedan asuntos pendientes con la persona fallecida.

  • Patológico: La reacción ante la pérdida se presenta con gran intensidad, suele expresarse a través de desajustes nerviosos, síntomas hipocóndricos, dependencia de alcohol y/o drogas. En estos casos la persona requiere de ayuda terapéutica especializada.

  • Normal: Es aquel que se vive dignamente sin exagerar ni disminuir, sin auto compadecerse, ni flagelarse, sino viviendo y aceptando que en ese momento lo que toca vivir es el duelo y el duelo lastima.

 

Es importante vivir los duelos dignamente sin exagerar, sin evadir, sin auto compadecerse

El vivir los duelos dignamente implica asumir una actitud que le permita a la persona enfrentar el sufrimiento, sin masoquismo o victimizarse ante lo sucedido, revisando constantemente que es lo que necesita, recordando que es un doliente y como tal, demanda un periodo de recuperación  y este requiere de tiempo en su elaboración. El duelo puede llegar a significar una oportunidad de victimizarse o manipular a otros, por lo que es importante vivirlos dignamente con el sufrimiento, pero a la vez reconociendo que en esos momentos eso es lo que toca vivir.

Conéctate con nosotros

Te invito a visitar mis redes sociales para mantenerte al día en información. Desde allí, podrás estar al tanto de todas mis actividades y el trabajo con el cielo que hago diariamente con tanto amor. ¡Te espero! 

Eventos del mes

Noviembre 2017
L M X J V S D
week 44 1 2 3 4 5
week 45 6 7 8 9 10 11 12
week 46 13 14 15 16 17 18 19
week 47 20 21 22 23 24 25 26
week 48 27 28 29 30