Sample Sidebar Module

This is a sample module published to the sidebar_top position, using the -sidebar module class suffix. There is also a sidebar_bottom position below the menu.

Sample Sidebar Module

This is a sample module published to the sidebar_bottom position, using the -sidebar module class suffix. There is also a sidebar_top position below the search.
Llamanos

 

Uno de los aspectos de la vida que se ven afectados tras la partida de un ser querido al cielo, son las finanzas familiares. Existen muchas preocupaciones respecto a este tema, pues los actos fúnebres no solamente son costosos, sino que, además, el dinero enfrenta a la familia a la toma de decisiones en un momento de aflicción.

Las finanzas es uno de los temas más álgidos en una familia, de allí se desprenden inconformidades, discusiones incomodidades, o, por el contrario, unas finanzas saludables son muestra de una familia que dialoga, llega a cuerdos y toma decisiones en conjunto.

Hablar de dinero con la pareja, los hijos o en general con el núcleo familiar más cercano, nunca es fácil, pero es vital en cada momento de la vida para tener una relación transparente y sin conflicto de intereses, conociendo las prioridades, necesidades y la proyección de cada uno respecto a su propia economía.

Aunque no es de los temas que se quisiera hablar con premura, tras la muerte de nuestro ser amado, el dinero irrumpe nuestro duelo cuando repentinamente nos tenemos que hacer cargo del pago del velatorio, del ataúd y todo el proceso conocido para despedir el cuerpo de nuestro ser; por ello es inevitable y, como el duelo mismo, merece la atención y responsabilidad pertinente.

De acuerdo con investigaciones que han desarrollado en diferentes países, solo hasta la tercera edad se empieza a tener una conciencia real sobre la muerte, en el resto de etapas de la vida, sin embargo, no existe una preocupación sobre la misma, sino por el cómo ocurrirá.

Con lo anterior, está claro que la mayoría de personas que llegan a la tercera edad, se preparar para este momento poniendo sus finanzas en orden, planeando un testamento, adquiriendo seguros de vida para cubrir los gastos necesarios e incluso proteger a su familia económicamente para el futuro, pero toda regla tiene su excepción, incluso si quien fallece es una persona con una enfermedad crónica, o alguien de la tercera edad.

Lo primero que debemos saber es que debemos vivir el momento de la despedida con amor, tranquilidad y tomándonos el tiempo de reflexionar y aceptar lo sucedido. Hoy en día existen diferentes servicios o seguros que cubren este tipo de sucesos y que se adquieren previamente en un acto consciente de la familia, lo que ayuda a que el foco no esté en el dinero sino en el ritual mismo.

En mi consulta, he recibido pacientes que llegan enojados, angustiados y sorprendidos por todo lo que llegó económicamente tras la partida de un familiar; por ejemplo, descubren que su ser querido tenía deudas irrisorias que jamás les comentó, el testamento no eran lo que esperaban o no había, o incluso, conocen de la existencia de otra familia, aportando una carga más al dolor que de por sí ya estaban llevando consigo.

Lo ideal, sería construir una vida familiar y financiera basadas en el valor. Qué bueno sería que cada miembro de la familia hiciera conciencia de la importancia de las “cuentas claras”, como decimos popularmente, pues nunca sabremos cuándo terminará nuestra misión en la tierra.

Dialoguemos sobre el estado de nuestras cuentas bancarias, las tarjetas y los créditos adquiridos. Comentemos sobre nuestras inversiones y sobre las propiedades a nuestro nombre. Es importante tener un documento por escrito y autenticado, donde se deje estipulado cómo repartir nuestras propiedades en caso de muerte. Si existen sociedades laborales, estipular quién debe asumir la responsabilidad de dicha empresa.

Así mismo, es necesario hablar con la familia sobre la importancia de adquirir planes funerarios y seguros de vida. De igual forma mantenga las cuentas al día o por lo menos informe a su círculo familias sobre las dificultades económicas que usted presente, pues no sólo serán un apoyo en vida, sino que sabrán qué hacer en caso de muerte.

Todo lo anterior es un tema tabú, pues pareciera que nunca estamos lo suficientemente preparados para partir, pero hay que saber que hay dos cosas en la vida que nunca podremos evitar, una de ellas es morir y la otra, los impuestos.

Conéctate con nosotros

Te invito a visitar mis redes sociales para mantenerte al día en información. Desde allí, podrás estar al tanto de todas mis actividades y el trabajo con el cielo que hago diariamente con tanto amor. ¡Te espero! 

Eventos del mes

Septiembre 2017
L M X J V S D
week 35 1 2 3
week 36 4 5 6 7 8 9 10
week 37 11 12 13 14 15 16 17
week 38 18 19 20 21 22 23 24
week 39 25 26 27 28 29 30